Friday, March 02, 2007

De Luis García Orso: Recomendaciones para la cuaresma, para los que quieran hacer contemplación cinematográfica....

LA PASIÓN DE CRISTO EN EL CINE


La figura de Jesús el Cristo ha marcado la historia de la humanidad y las expresiones culturales. Artistas de todas las épocas se han maravillado con la vida de Jesús y han querido plasmarla en sus obras. También los cineastas lo han hecho -con más o menos éxito- desde los inicios del cine, cuando los hermanos Lumière filmaron en 1897 La vida y la pasión de Jesucristo. Cada película sobre Jesús es la representación que un autor, con su lenguaje y en su tiempo, ha querido crear y compartir de un misterio tan grande que nos sobrepasa. Las películas sobre Cristo son, pues, representaciones artísticas y humanas, no documentos oficiales y sagrados, por más que estén inspiradas en los Evangelios. Los siguientes títulos, muy distintos en sus estilos, están escogidos por su calidad cinematográfica y por su capacidad de reflejar algo de Jesucristo. Son como un aperitivo para acercarnos cada uno a la misma vida de Jesús en los Evangelios, para recrear también nosotros nuestra imagen personal de Cristo, y para meditar en su entrega hasta la muerte en cruz.

REY DE REYES (King of Kings)

De: Nicholas Ray (EUA, 1961, 170 min)

Con: Jeffrey Hunter.

Una vida de Jesús hecha con respeto, inteligencia y belleza, aunque al modo americano. Usa la figura de Barrabás como contrapunto de los valores de Jesús.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

De: Pier Paolo Pasolini (Italia, 1964, 130 min)

Con: Enrique Irazoque.

Una filmación austera, seria, con actores no profesionales, que sigue con fidelidad el Evangelio de Mateo, con sus resonancias sociales de caridad y justicia, y ayuda a entrar en la radicalidad del mensaje de Jesús. El marxista Pasolini vuelve a sus raíces católicas y a la tierra de sus antecesores.

JESUCRISTO SUPERESTRELLA (Jesus Christ Superstar)

De: Norman Jewison (EUA, 1973, 102 min.)

Con: Ted Neeley, Carl Anderson.

Opera rock, gran éxito musical de los 70s, que sigue gustando. Enfatiza las relaciones entre Jesús, Judas y María Magdalena, desde un grupo de jóvenes que llega al desierto de Nevada a montar una representación teatral.

JESÚS DE NAZARET

De: Franco Zeffirelli (Italia, 1977, 370 min. en dos partes)

Con: Robert Powell, Anne Bancroft.

Zeffirelli ha hecho una restauración artística del Evangelio, como la ha hecho de otras obras literarias. La puesta en escena tiene belleza, brillantez y fuerza, pero quizás le falte la hondura espiritual que supere sólo la estética.

LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO

De: Martin Scorsese (EUA, 1988, 160 min)

Con: Willem Dafoe, Harvey Keitel.

Presentación de un Cristo vacilante, inseguro, dudoso, atormentado, cuya vida es como un pequeño infierno de obsesiones, dudas, tentaciones –como en otros personajes del cine de Scorsese- y del peso del destino marcado por Dios Padre. En su última tentación en la cruz, cuando quisiera que nada hubiera sido real, este Jesús tendrá que redimirse a sí mismo con la aceptación de su misión en la vida. Inspirada en la novela de Katzantzakis, la película carga tanto la mano en la humanidad de Cristo que olvida y niega la divinidad. Pero es interesante ver cómo se recrean visualmente algunas escenas que conocemos de la vida de Jesús.

JESUS DE MONTREAL

De: Dennys Arcand (Canadá, 1990, 120 min)

Con: Lothaire Bluteau.

La representación teatral de la vida de Cristo que decide hacer un grupo, en un santuario de Montreal, da pie para lograr una impresionante actualización del Evangelio en nuestros tiempos: cómo Jesús elige y forma a sus discípulos, quién es él para la gente, cuáles son los valores contraculturales del Evangelio, a qué compromete el seguimiento cristiano, cómo se dan la muerte y resurrección de Jesús, cómo el Cristo puede seguir presente hoy.

EL EVANGELIO DE SAN JUAN

De: Phillip Saville (Canadá-Gran Bretaña, 2003, 180 min.)

Con: Henry Ian Cusick

Recuperación del Evangelio de Juan, con notables aciertos en el lenguaje de las imágenes y en la inspiración de los textos aludidos.

LA PASIÓN DE CRISTO

De Mel Gibson (EU, 2004, 120 min)

Con: James Caviezel, Monica Bellucci.

La representación de dos horas muy intensas, visualmente muy crudas y gráficas (no para el gusto de todos) del final de la vida de Jesús, desde la oración del huerto hasta la muerte en cruz -con una brevísima escena de la resurrección- corre el riesgo de aislar tal final de la vida toda y de la misión que llevó a Jesús, el Hijo de Dios, a tal desenlace. Con la película de Gibson los espectadores pueden quedar atrapados, emocional y religiosamente, en los dramáticos sucesos de la pasión y muerte del Cristo y perder el conjunto de su vida. Por eso me parece necesario pedagógicamente ayudar a que la meditación, aun cinematográfica, de este final se conecte con la vida toda de Jesús: meditar en cómo murió Jesús ha de llevarnos a meditar cómo vivió. La entrega que hace Jesús de su vida en la muerte violenta de la cruz ha de ayudarnos a comprender y a asumir que toda su vida fue entrega por amor a Dios y su Reino, por amor al Padre y a la humanidad, y que esto es lo que nos redime y no la cantidad de litros de sangre derramada. La película de Gibson hace algunas referencias a la vida y al mensaje de Jesús, en breves y bellas escenas, que no hemos de perder inadvertidas.

Luis García Orso, S.J.

Marzo 2 de 2007

Post a Comment